miércoles, 27 de octubre de 2010

¡¡Hoy Sí!!

Ayer, me acosté a las 23:20 con la idea reticente de levantarme a las 6:20. Por una extraña razón, a las 6:15 me desperté... estuve dándole vueltas si me levantaba o no, y al final vencí la pereza y me levanté, me vestí, me calcé las zapatilla y ¡¡a la calle!! (no sin antes abrigarme porque hacía 4º) 53 minutos caminando a un buen ritmo, unos 4 Km. Y la verdad, la sensación del deber cumplido hace a uno sentirse satisfecho. Después, una ducha, y a mis obligaciones diarias (levantar al niño, darle el desayuno, etc.). Espero que con esfuerzo, este gesto diario se convierta en un hábito que repercuta en mi salud, y por supuesto en mi peso.
Ahora, tengo un día por delante en el que puedo despreocupar de buscar un hueco para andar. Y es que en esta caminata matutina, me he cruzado con gente corriendo y gente caminando igual que yo.
Otro objeto electrónico para la lista de mis mejores amigos: el MP3 con radio. Con esto, la caminata se hace más amena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario