miércoles, 23 de marzo de 2011

Esta vez se me está haciendo un poco pesado

Pensándolo un poco, esta es la tetragésimo octava vez que me pongo a dieta, y la verdad es que ganas, lo que se dice ganas, no tenía muchas. Pero sé que adelgazar es  uno de los grandes retos de mi vida, y que para lograrlo hay que empezar, a ver si con un poco de suerte el ánimo me viene. Pero lo de empezar sin ganas creo que es muy positivo. Empezar con ganas tiene el peligro de que cuando se pasen las ganas, se terminó la dieta. Sin embargo, si se "cumple el deber" sin ganas, hay un cambio de mentalidad positivo, en el que adelgazar ya no es una apetencia, sino que se convierte en un deber, en una obligación. Y eso es lo que creo que me está sucediendo ahora. Por eso estoy seguro de que esta vez lo lograré.
Esta vez veo también que lo menos importante es la dieta que elijas (siempre que sea razonable, claro) lo importante es hacerla, y perseverar. A los que nos sobran más de 20 Kg, la diferencia entre una u otra tal vez sea un mes más "a plan".
Esta mañana me he pesado.... y 1,5 Kg, menos. Alegría para el cuerpo, pero com he hecho otras veces a partir de ahora me pesaré una vez a la semana. De perímetro abdominal: "morlaco total" una panza de 127 cm. Y los médicos dicen que a partir de 90 cm hay riesgo cardiobascular, así que imaginaos.
Una cosa que sorprendentemente llevo con tranquilidad es que mañana tengo comida de trabajo. Es trimestral, y cómo no, en el momento menos oportuno. Pero como digo, no me preocupa. Me mantendré alejado del pan, y del alcohol y comeré todo con moderación. Por la noche cena ligerísima, y al día siguiente un "choque" de estos que recomienda Naturhouse. Piña y pollo, o algo de eso...
Anoche cené dos filetitos de lomo fresco (sin adobar) y quitándole los rebordes de grasa y un tomate, que el otro día compré una bandeja de cuatro, y están estupendos. Hoy me he pegado para comer otra sesión de rechicken, agotando las sobras del lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario