domingo, 12 de junio de 2011

Hasta pronto Dukan, hasta pronto.

Desde el último post, he pasado por una serie de avatares que me han hecho tomar una determinación. En primer lugar esa misma noche de la cena salmón con gambas y pavo, me puse malísimo, quiero pensar (y es prácticamente seguro) que mi hijo me hubiera pegado la gastroenteritis que había pasado unos días antes, por lo que, sin dar mayores detalles, lo pasé bastante mal, y es más al día siguiente no puede probar bocado, además de encontrarme bastante débil.
Como digo, el día siguiente lo pasé con 2 yogures en el cuerpo, por lo que la "misión ataque Dukan" hubo que abortarla. ¿Qué hacer? La decisión que tomé puesto que tenía a los dos días mi primer compromiso social, es pasarme nuevamente a una dieta hipocalórica. Sí, esa que he comenzadao tantas veces, y que el mismo número de veces he abandonado. Pero, la verdad, ante las primeras alegrías de la báscula, me vi con fuerzas a cambiar de dieta. Ahora la pregunta es ¿Cuándo retomarla?.
Después de echarle un vistazo a mis compromisos sociales ¡Este mes parezco un ministro! He visto que hasta el mes de julio no debería ponerme duevamente con la dieta Dukan. Os la ebozo por si alguien quiere opinar: Miércoles comida de trabajo, el viernes una cena que es compromiso del trabajode mi mujer (en el Hotel Hilton), el día 30 de junio, comida en mi trabajo... y todo esto sin contar dos cumpleaños a los que inevitablemente seré invitado...
Así que, como he indicado antes, he decidido pornerme un regimen propio que a mi me funciona, y es muy sencillo:
DESAYUNO: Un vaso de leche con unos pocos cereales integrales (unos 30 grs.) para aportar algo de hidratos de carbono a la mañana. Actualmente, más que cereales he optado por el salvado de avena, me echo dos cucharadas colmadas con leche y andando.
MEDIA MAÑANA: Un piquito de pan integral que puede pesar 15 gramos con dos lonchas de pavo braseado.
ALMUERZO: Alterno pollo, ternera y pescado y elijo un primero de verduras (coliflor, repollo, espárragos, brócoli, ensalada de lecguga tomate y cebolla). Todo ello con el aceite medido: 10 ml (que debo distribuir entre el primero y el segundo plato); y vinagre. He decidido no tomar postres. Lo acompaño con un poco de pan integral (entre 25 y 30 grs.)
MERIENDA: A elegir entre un yogur desnatado (sin trozos de fruta) o fruta (melón, sandía, kiwi, manzana o pera).
CENA: La cena no la tendo del todo perfilada, pero en lo poco que llevo, el tomate se está convirtiendo en mi mejor amigo. La verdad es que llego con bastante ansiedad, sobretodo si se retrasa un poco. Y lo empiezo con un buen tomate con un poco de sal, ahora que es la temporada los puedes encontrar buenísimos, y luego algo de proteínas. Una tortilla francesa de un huevo (más 1 ó 2 claras del Mercadona), un poco de pollo a la plancha, pavo, una lata de almejas....
Puedo decir que esta dieta, me va bastante bien, puesto que me he pesado esta mañana y estoy siguiendo con el ritmo DUKAN, he perdido en una semanita...... trtrtrtrtrtrtrt.... 4 Kg. Sí, ya peso 110,6 Kg. Y eso, despúes de haber tenido comida "sufridora" estimula mucho, porque mientras todo el mundo estaba disfrutando de los entrantes, yo "piqué" unos trocitos de de pollo empanado (que era lo más sano que había en la mesa) y lo que digo, dos es dos (¡Anda que no hice cálculos calóricos en mi cabeza!); mientras todo el mundo estaba "dale que te dale" al pan.... yo mirando al techo; mientras todo el mundo llenaba sus copas de vino... yo de agua; mientras todo el mundo se pedía una hamburguesa o, en caso de solomillo, disfrutaba de sus patatas fritas, yo me tuve que limitar a comerme el solomillo "muy hecho" "pelao y mondao" y ver cómo mis patatas fritas se quedaban en el plato; mientras todo el mundo disfrutaba de sus postres, yo les miraba por encima de mi taza de café cortado (con sacarina por supuesto); mientras para finalizar brindaban con una copa de caulquier combinado de licor, yo con mi triste Coca Cola Light (que la pedí por pedir algo).... y no fue todo, la velada continuó hasta casa de un amigo, donde continuaron los cubalibres, picoteos y helados. Y yo, limitandome al triste ejercicio de mirar...
Como digo, en este tipo de encuentros me veo bastante amenudo y suele ser la causa de abandono de mis dietas. Por lo que, en lo que pueda, haré como ayer, pero creo que voy a decidir hacer una comida libre a la semana, con comida quiero decir almuerzo o cena, para poder compensarlo, y eso es lo que pretendo establecer. Si la cosa se pone como ayer, seguir la dieta, pero si se da el caso en el que es inevitable cumplirla (porque no es a la carta, es una paella, etc...) sobretodo evitar el comer cantidad, evitar el alcohol, picoteos de fritos, etcétera, vamos, lo que se dice comer mederadamente y a cambio de compensarlos. Si es comida con la cena, y si es una cena, al día siguiente.
¡¡¡TODO SEA POR LA SALUD!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario