martes, 14 de junio de 2011

Tomate ¡Mi salvador!

Los que habitualmente hemos "sabido" cenar, ya sebéis, me refiero a pizzas, hamburguesas y demás morralla del estilo cargada de grasas y calorías; llegamos a la cena como el "León de la Metro" con unas ganas increíbles de zampar. Pero me he acostumbrado a comer tomate a modo de primer plato, no es más que partir en trozos un buen tomate, y basta añadirle un poco de sal (me ahorro el aceite ¡Qué adelato!). Una vez que me lo he terminado, ya me enfrento a la seguna parte de la cena con otro talante, ya puedo comer unas lonchas de pavo o de jamón, una tortilla, algo de merluza al mircroondas, atún al natural, huevo cocido, pollo a la plancha... como veis, en esto estoy basando mis cenas, y suelo comer un pelín de pan (15 ó 20 grs.). Pan que del que prescindiré en breve. Voy a cambiar la forma de comer azúcares e hidratos, esto es, de forma decreciente. Desayunarés mis cereales, la fruta la pasaré de la tarde a la mañana, y por la tarde será cuando meriende un poco de pavo (quitaré el pan) y de cena lo anteriormente dicho. Y esque ya voy frenando la forma de bajar de peso, hasta ahora adelagazaba un kilogramo cada dos días, es obvio que este ritmo es sólo de primeros días, pero quiero ir adaptando la dieta poco a poco a mis hábitos y a mi forma de adelgazar.
Mañana me enfrento a otro reto, en este caso es laboral, no de ocio, por lo que tampoco quiero llamar demasiado la atención. En este caso, la comida es de cockatil, ya sabéis, un ir y venir de camareros con bandejas llenas de canapés, vasos, etc. Creo que lo que haré es llevarme comida de emergencia y dejarla en el coche por si acaso. Me exploco, ahora investigaré qué barritas sustitutivas de comida tienen más proteinas y menos hidratos, y echaré un par de ellas al coche. El sigueinte paso es ver si hay algún "picoteo" apto para mi. A veces pornen pinchos de langostino o tomates cherry, pero me extraña, por lo que veré como pasan las bandejas delante de mis narices, y cuanto termine "el tema" me zamparé mis dos barritas. Mañana os contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario