martes, 26 de julio de 2011

Mi rutina diaria.



Ya con más de 50 días a dieta a mis espaldas (que se dice pronto) creo que estoy en condiciones de analizar mis hábitos diarios. Aunque mucha gente dice lo contrario, para mi la rutina en una dieta es importante, la hace más llevadera, pues apenas tengo tiempo para cocinar, por lo que habitualmente suelo hacer lo mismo semana a semana, y es que aunque me gusta la cocina, en verano hago mucha pereza a la hora de meterme en los fogones por lo que las comidas que estoy haciendo ahora son sencillísimas y como digo, rutinarias.
El desayuno siempre hago el mismo, la noche anterior mezclo un yogur 0% con dos cucharadas grandes de queso fresco batido 0% y la cucharada y media de salvado de avena. Lo hago la noche anterior para que el salvado esté blandito, así parece como los yogures de muesli, y no como si me comiera un yogur de paja. Aunque no lo creáis, todavía no he probado el pan Dukan.
A media mañana solía tomar dos lonchas de pavo braseado y un yogur (iba a primera hora del lunes al supermercado y compraba 10 lonchas para la semana que dejaba en el frigo de la oficina y dos pack de cuatro yogures 0%) también compraba unos palitos de cangrejo para tenerlos en la oficina y tener variedad (porque también meriendo allí). Y así con una compra el lune, no tenía que pensar más en la dieta durante la semana.  Ahora, desde que decidí terminar con los productos KOT, me tomo a media mañana un batido de chocolate, y otro por la tarde.
Respecto a la comida, como digo, siempre improviso y siempre cocino a la plancha. Suelo hacer la compra al salir del trabajo para ese día o como mucho para dos, así compro según apetencia. Que me apetece salmón, pues voy al Mercadona que me pilla cerca del trabajo y compro dos rodajas, o una bandeja con dos filetes de ternera, o una bandeja de pollo, o una dorada, o carne picada y me hago unas hamburguesas para dos días (carne, huevo, ajo y perejil)... dependiendo de lo que me apetezca. A medio día casi nunca tomo verdura, en todo caso el aperitivo que me prepare mientras se hace la comida: unos pepinillo con boquerones, o un tomate kumato picado o un queso fresco, todo ello regado con una Coca Cola light o una botellita de medio litro de gaseosa. La verdad, es que después del aperitivo, tengo menos hambre y me enfrento a la comida sin tanta ansiedad. Si es salmón, lo suelo acompañar de un poco de queso de untar light (también del Mercadona) si es otra cosa de las que he mencionado, suele ir "pelao y mondao", sin salsas ni nada del estilo. Cuando empecé la dieta sí que solía prepararme unas verduras hervidas de primero, pero ahora, a ver quién es el guapo que enciende la olla, pues se queda la cocina con 30 grados, y con el calor... Pero como digo, suelo cocinar por apetencia y comodidad, otras veces me dan unas ganas increíbles de comer coliflor y me hiervo una que me dura tres días, pero llevo más o menos un mes que no cocino verduras a medio día. (mira por donde ahora me está apeteciendo).
Por la noche es cuando suelo comer algo de verdura, pero en ensalada. También rige la comodidad, depende de la hora a la que llegue a casa, pero alguna noche he cenado una lata de almejas y un queso fresco 0%, otras me hago una tortilla con unas lonchas de pavo, pero casi siempre con una ensalada, aunque sea de tomates solo, otras veces cuezo unas judías verdes que me duran para un par de días más. Otras, una ensalada de lechuga, cebolla, tomate, atún y huevo duro. O como ayer, que tenía unas ganas tremendas de comerme una hamburguesa y me preparé dos de las que venden en el Supercor, que para mí son las mejores y las que menos "porquería" tienen.
La variedad me la suele dar las comidas que hago en comida de trabajo. Como, por suerte, suelo elegir yo el sitio, suelo ir o a un asador de carne, o a una marisquería, en la que ya varío un poco: unos berberechos, unos mejillones al vapor, unos espárragos trigueros a la plancha, sepia, solomillo, parrillada de verduras, lomitos de ciervo a la plancha... en resumen comida Dukan de restaurante.
Por último señalar que el picoteo no me lo he quitado, pero picoteo Dukan. Raro es el día que no me como dos yogures y dos quesitos frescos entre horas. Yo lo llamo "darme cuerda" a lo mejor, a las hora y media de comer, me como un yogur, a las 8 de la tarde un quesito (hora y media antes de la cena), y así voy realizando varios picoteos.
A ver si llega pronto septiembre y el buen tiempo, y me apetece meterme en la cocina a probar todas estas recetas deliciosas que veo en los blogs Dukan, pero de momento es estos meses de calor busco cosas rápidas y cómodas, aunque sean rutinarias, y ya es un milagro que a día de hoy lleve casi dos meses a dieta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario